900 408 200 | 965 021 512

Atención 24 h.

Cerrar

Buscar en Meridiano

Empieza a escribir aquí..

¿Cómo nos condiciona nuestra educación?

El tipo de crianza deja una especial marca en el cerebro.

El estilo educativo adoptado en la crianza de los hijos influye directamente en el crecimiento personal del menor, pero también en el desarrollo de su autoestima y en el valor que le dan a las relaciones personales con los demás.

Una educación basada principalmente en la autoridad se aleja de una evolución óptima de la persona, llegando a influir negativamente en la consecución de la autonomía necesaria para seguir avanzando, así como contribuyendo a la destrucción de vínculos sanos con el entorno social.

¿Es mejor criar a un hijo alejándole siempre del dolor?

Demostrar el amor que profesamos a nuestros hijos, no significa protegerlos de todo mal encerrándoles en una burbuja, tampoco lo es criticar todo lo que hacen sancionando lo que no nos parece aceptable, solo por nuestra creencia de que tienen que seguir el camino que nosotros les marcamos.

Un tipo de crianza negativo puede dejar huella en nuestro cerebro a través de sentimientos propios de incomprensión, inseguridad o miedo, marcas que pueden determinar gran parte de la vida que se construye de adulto.

¿Cómo influye una educación dañina sobre el cerebro de los niños?

La falta de gestión del estrés en situaciones de alta complejidad, no es una característica que se origine en la vida adulta. Someter a un cerebro en fase de desarrollo a la fuerte presión de ser analizado y sancionado constantemente, provoca una creciente inseguridad que se hará presente en cada una de las etapas de su vida. Esta falta de estima por uno mismo y por lo que hace, genera consecuentes estados de ansiedad.

Este tipo de personalidades además, temen el castigo, pero también temen defraudar a los demás con sus acciones. Situaciones propias de un cerebro sometido al estrés.¹

¹ Sabater, V. (2019) Crianza tóxica. En La mente es maravillosa URL

Un tipo de crianza marcado por la autoridad contribuye a crear un tormentoso torrente de emociones contrapuestas en el menor. En este caso, es el miedo el que gana terreno en la toma de decisiones de los niños, quienes, se verán sometidos a vivir una vida de adulto limitada por el poder de sus temores, y no por el de sus ilusiones. Otra de las caras de este tipo de estilo educativo dominante, es la rabia descontrolada.

En este vídeo se describen algunos consejos sobre cómo mejorar la autoestima.

¿Es posible curar las heridas de la infancia?

Si bien es cierto que podemos plantar cara a esta influencia, reaccionando y ganando conciencia sobre estas heridas, el tipo de crianza deja marca en nuestro cerebro. De igual modo, somos libres de decidir sobre nuestro camino y reconducir el rumbo hacia un estado de plenitud y autoestima.

En gran parte, la educación de los más jóvenes viene marcada por la relación social que comparten con sus progenitores. En este artículo se detallan algunas pautas para que la comunicación fluya entre padres e hijos.

Publicado en Meridiano Seguros

Noticias relacionadas

7 cosas que debes saber antes de contratar un seguro de decesos

Disponer de un seguro de decesos nos permite estar cubiertos ante imprevistos y acompañados ante situaciones complejas.

Cómo hablar de salud con adolescentes

Abordar el tema de la salud con los más jóvenes puede ser una fuente de inquietud en los adultos, sobre todo para padres y madres.

Propietario o inquilino: ¿quién paga el seguro de hogar?

Si queremos evitar más de un imprevisto en nuestro hogar, siempre es una buena idea cubrirnos con una póliza que nos de seguridad y tranquilidad.

La importancia de una vida activa en familia

Como padres y madres, no debemos perder de vista que somos modelos de imitación para los más pequeños: debemos ser un ejemplo a la hora de cuidar nuestra alimentación y nuestros hábitos y mantener un estilo de vida activo en el que no falte la actividad física diaria.