900 408 200 | 965 021 512

Atención 24 h.

Cerrar

Buscar en Meridiano

Empieza a escribir aquí..

La importancia de disponer de un seguro de hogar

Compramos una vivienda, buscamos muebles, electrodomésticos, decoración y lo ponemos todo a nuestro gusto para personalizarlo y convertirlo en el sitio acogedor en el que pasaremos buenos ratos con la familia y amigos, ¿es importante contratar un seguro de hogar?

Esta es una pregunta que muchas personas propietarias de un inmueble se harán, no solo tras la compra, sino durante toda su vida útil. Según las cifras de la Asociación Empresarial del Seguro, la respuesta es clara: más del 75% de los hogares en España están asegurados y es que tener un seguro de hogar no es un lujo, más bien es una necesidad que puede ahorrarnos más de un disgusto.

¿Es obligatorio contratar un seguro de hogar cuando se compra una vivienda?

Con la ley en la mano, la contratación de un seguro de hogar no es obligatoria en España, no ocurre así como con el seguro del coche, por ejemplo, que deben tener todos los vehículos. Solo existe un caso en el que hay que tener un seguro y es cuando se solicita un crédito hipotecario.

Hasta hace poco tiempo, cuando se solicitaba una hipoteca, muchas veces el banco nos ponía como condición la contratación de un seguro de hogar con la propia entidad bancaria. Tras la reforma de la Ley Hipotecaria de 2019, entre otros cambios, el banco ya no puede condicionar la concesión de la hipoteca a la contratación de un seguro con ellos.

Si bien no es es obligatorio contratar un seguro de hogar con la misma entidad bancaria que concede la hipoteca, cuando se tiene un crédito hipotecario, sí es obligatorio contar con un seguro básico que cubra los daños a la vivienda en caso, por ejemplo, de que se produzca un incendio. Con este seguro, el pago de la hipoteca está garantizado y, para su cálculo, se tiene en cuenta el valor catastral del inmueble.

¿Es suficiente contar con un seguro de daños en la vivienda?

El seguro de daños mínimos que se debe contratar si se tiene una hipoteca, deja fuera todo tipo de coberturas básicas que atañen a averías o incluso daños a terceros, por lo que se queda muy corto si queremos estar protegidos por imprevistos tan habituales como la rotura de una tubería.

Es por ello que, tanto para las personas que dispongan de una hipoteca como para aquellas que ya han pagado su vivienda, es muy recomendable contar con un seguro de hogar, y de hecho, más de 7 personas de 10 en España cuenta con uno.

¿Cómo contratar el mejor seguro de hogar?

La decisión sobre cuál es el mejor seguro de hogar, dependerá de aquello que deseemos tener cubierto. En general, podemos distinguir entre varios tipos de daños:

  • Daños en el continente: se refiere al edificio como tal, sin tener en cuenta todo lo que tiene dentro, concretamente el conjunto de la construcción principal e instalaciones fijas como de agua, gas, electricidad, calefacción, telefonía, sanitarios, antenas u otros elementos que no puedan separarse de la vivienda sin deteriorarla.
  • Daños en el contenido: referido a todos los enseres que se encuentren dentro de la vivienda como muebles, electrodomésticos, ropa, objetos de uso personal, etc.
  • Daños producidos fuera del hogar: se refiere contratiempos como atracos o uso fraudulento de tarjetas de crédito.
  • Daños a terceros: esta garantía suele denominarse “responsabilidad civil” y asegura el pago de indemnizaciones a vecinos u otras personas que resulten dañadas, en lo personal o material, debido a algún imprevisto ocurrido en la vivienda.

Asimismo, muchos seguros incluyen garantías adicionales como:

  • Asistencia jurídica, con la que se tiene a disposición un/a abogado/a para gestionar posibles demandas, reclamaciones u otros procedimientos de defensa o trámites ante los juzgados.
  • Asistencia en el hogar, con la que se tiene a disposición un servicio de “manitas” para realizar tareas como montaje de muebles, colocación de apliques del baño, arreglo de persianas, y otro tipo de trabajos o pequeñas reparaciones.
  • Asistencia informática, mediante la que se puede obtener soporte vía telefónica o a domicilio en todo lo relativo a dudas sobre el funcionamiento del ordenador, teléfono móvil o tablet, manejo de aplicaciones, configuración o instalación de programas, etc.

Teniendo en cuenta que cada cuatro minutos se produce una gotera en alguna casa de España o cada 26 segundos se rompe un cristal, según datos de UNESPA, disponer de un seguro de hogar no solo nos proporciona la tranquilidad y comodidad de resolver cualquier imprevisto con solo una llamada, sino que nos permitirá ahorrar en reparaciones, que pueden ser cosas menores o convertirse en verdaderos quebraderos de cabeza si hay implicaciones con vecinos o grandes roturas que afecten a buena parte de nuestra vivienda.

Lo importante es informarse bien sobre las diferentes garantías que cubre el seguro y comparar los tipos de seguros de hogar existentes para elegir el que más se adecúe a nuestra situación personal y nuestra vivienda.

Publicado en