900 408 200 | 965 021 512

Atención 24 h.

Cerrar

Buscar en Meridiano

Empieza a escribir aquí..

Cómo prevenir y actuar frente a los atragantamientos en la infancia

El atragantamiento, junto con el ahogamiento, es la tercera causa de muerte no natural en España por delante de los accidentes de tráfico, según el INE.

Entre los grupos de mayor riesgo se encuentran los niños, siendo especialmente vulnerables los bebés de entre seis meses y un año, debido al comienzo de la fase oral, en la que exploran su entorno a través de la boca, y en menores de 5 años, porque aún no han terminado de desarrollar sus dientes y forma de masticar. Para poder evitar situaciones peligrosas que pueden ser fatales, lo más importante es seguir unas pautas preventivas y, en caso de que suceda, tener claro cómo actuar ante un atragantamiento.

¿Qué alimentos evitar para evitar atragantamientos en niños pequeños?

Algunos alimentos, por su forma o textura, son más peligrosos en edades tempranas, por eso hay que tener especial cuidado con:

  • Frutos secos enteros: no hay que darlos enteros hasta los 3-5 años.
  • Uvas, aceitunas, cerezas y similares que puedan quedarse atravesados en la garganta. Las uvas hay que cortarlas en cuatro trozos de arriba hacia abajo. En el caso de alimentos con hueso, mejor retirarlos antes de dárselos al menor.
  • Caramelos duros, chicles u otras golosinas pequeñas.
  • Zanahoria o manzana cruda.
  • Palomitas.
  • Salchichas frankfurt: hay que cortarlas a lo largo y no en forma de moneda ya que por su textura y tamaño pueden obstruir las vías aéreas, de hecho, son una de las primeras causas de atragantamientos en EEUU.

Entre otras pautas, hay que estar siempre presente durante las comidas y acostumbrarles a comer sentados y no tumbados o corriendo así como a masticar bien y comer despacio.

Evita los objetos pequeños y ciertos juguetes en la primera infancia

Además, de los alimentos, es importante que no haya al alcance de los niños pequeños nada que quepa en su boca, como botones, monedas, pilas o tapas de bolígrafo. Sobre todo hay que tener cuidado cuando hay niños más mayores, que pueden dejar sus juguetes a la vista y alcance de los pequeños. De los atragantamientos que se producen debido a juguetes, algunos de los más comunes son con canicas o globos. Estos últimos son muy peligrosos ya que se adhieren y toman la forma y cavidad respiratoria, lo que produce una obstrucción completa. Puzzles o juguetes que tengan piezas pequeñas que se puedan introducir en la boca, son otros ejemplos a tener en cuenta.

Para evitar lesiones, se deben seguir unas pautas para la compra de juguetes seguros como respetar las edades recomendadas. Por ejemplo, un muñeco que parezca inofensivo a simple vista, puede estar catalogado en un rango de edad superior por contener piezas pequeñas que se desprendan fácilmente, lo que podría provocar la posible ingesta y atragantamiento del menor.

Tampoco hay que olvidar que los juguetes suministrados a los niños deben contar con la etiqueta C.E., que garantiza que ha sido evaluado antes de salir al mercado y cumple con los requisitos de seguridad de la Unión Europea. No hay que confundirla con una muy similar que significa “China Export”: lo tienes detallado en el artículo sobre cómo elegir juguetes seguros.

¿Cómo actuar en caso de atragantamiento de un niño o niña?

En el caso de que se produzca la aspiración de un objeto por las vías respiratorias, es de vital importancia saber cómo actuar.

En estos casos hay que ayudar al niño a expulsar de su vía aérea el elemento que la esté obstruyendo e impidiendo la entrada de aire a sus pulmones. Es importante no intentar extraer el cuerpo extraño a menos que se vea muy claro, porque sin querer podríamos introducirlo más profundo, lo que dificultaría más su extracción.

Si el menor se encuentra consciente y tosiendo, hay que animarlo a que lo siga haciendo, ya que es posible que él solo resuelva la obstrucción, tragándose el objeto o expulsándolo al exterior.

En caso de que el niño no consiga expulsar el objeto, y no tosa ni pueda respirar, debe llamarse al 112 y seguir las instrucciones de la persona que le proporcione la asistencia, mientras espera a que lleguen los equipos sanitarios.

¿Cómo se realiza la maniobra de Heimlich en niños y bebés?

Ante un atragantamiento que se prolonga, en caso de un niño mayor de un año realizaremos la “Maniobra Heimlich”:

  • Nos colocamos detrás de él abrazándolo con la parte plana del puño y la otra mano encima, un poco por encima de su ombligo.
  • Daremos cinco golpes secos: compresiones rápidas hacia atrás y arriba, cada compresión debe ser un movimiento diferenciado del siguiente.
  • Debemos adaptar nuestra altura a la del niño, por lo que si es pequeño puede ser necesario arrodillarnos tras él.
  • Tendremos que repetir esta secuencia hasta conseguir liberar la vía aérea o hasta tener ayuda de un profesional.

Para hacer la maniobra Heimlich en bebés lactantes o menores de un año:

  • Colocaremos al bebé sobre nuestro antebrazo, con su cara en nuestra mano para que la cabeza esté algo más baja que el resto del cuerpo
  • Debemos asegurarnos de que el cuello no esté flexionado y que las piernas cuelguen a ambos lados de nuestro brazo.
  • Daremos cinco golpes secos en la zona que queda entre los dos omóplatos con el talón de nuestra mano.
  • A continuación, si no hemos resuelto la situación, le daremos la vuelta. Continuaremos con la cabeza algo más baja que el cuerpo y daremos cinco golpes con dos dedos en el punto central del pecho.
  • Habrá que repetir esa secuencia hasta conseguir liberar la vía aérea o hasta que tengamos ayuda de un sanitario.

Dispones de más información en nuestra Guía para prevenir accidentes infantiles domésticos de descarga gratuita.

Publicado en Meridiano Seguros

Noticias relacionadas

Vacaciones y Nueva Normalidad

Durante el confinamiento, hemos planificado con ilusión la próxima salida en familia: las vacaciones de verano. Pero ahora que lo tenemos tan cerca, se plantean nuevas dudas: ¿cómo serán las vacaciones en la “Nueva Normalidad”?

Los beneficios cognitivos del ejercicio son hereditarios

El ejercicio físico contribuye a mantener una buena salud: previene enfermedades neurodegenerativas y estimula la creación de nuevas conexiones cerebrales entre neuronas. Pero ¿sabías que los beneficios cognitivos se heredan?

Volvemos a vernos

Reabrimos nuestras oficinas a partir del 1 de julio para atender de forma presencial.

Por qué los niños deben ayudar en las tareas domésticas

Cuando los hijos son pequeños, su cuidado y atención es una tarea constante en la vida de sus padres. Desde vestirlos por la mañana hasta ducharlos por la tarde y acostarlos por la noche, hay un sinfín de actividades diarias, tanto personales como domésticas, en las que poco a poco, debemos introducirlos para que sean conscientes de que las tareas del hogar son un trabajo de todos.