900 408 200 | 965 021 512

Atención 24 h.

Cerrar

Buscar en Meridiano

Empieza a escribir aquí..

7 temas de interés para hablar con los hijos

Es importante mantener una comunicación fluida con los hijos desde que son pequeños y crear un espacio de confianza entre todos para que puedan hablar de sus inquietudes y sentirse apoyados por su familia.

Muchos expertos recomiendan saber que como figuras paternas y maternas somos constantemente observados por nuestros hijos e hijas que suelen reproducir aquello que hacemos o decimos por lo que, la manera que tengamos de dirigirnos a ellos será clave en nuestra relación de confianza. Además, una conversación entre adultos y niños enriquece el vocabulario de los más pequeños mejorando su desarrollo social y emocional.

¿Cómo mejorar la habilidad de comunicación con los hijos?

  • Poner toda la atención cuando nuestros hijos solicitan una escucha activa por nuestra parte, dejando de lado móviles, televisión u otros focos de distracción. Si en ese momento no podemos mantener esa comunicación se lo haremos saber de manera que pueda comprender que no es el momento pero que pronto retomaremos esa conversación.
  • Como adultos debemos comunicar nuestra posición de una manera firme y calmada sin tener que recurrir a gritos o enfados.
  • Hablar con los hijos les permite expresar sus sentimientos y emociones por lo que es una manera de demostrarles nuestro reconocimiento y apoyo. En este punto podemos aprovechar para utilizar refuerzos positivos que mejoren su salud emocional.
  • Son muchos los asuntos a los que deben enfrentarse en su día a día desde que son pequeños, por lo que muchas veces es mejor adoptar una postura proactiva y preguntarles directamente qué saben sobre temas complicados como el bullying o aquellos relacionados con la etapa adolescente.

¿Qué temas son de interés para los hijos?

Podemos observar el comportamiento y el día a día de nuestros hijos para conocer cómo se va desarrollando en su entorno pero obtendremos más información si iniciamos conversaciones más profundas de manera habitual. Algunas preguntas pueden ser una buena base para iniciar este canal de comunicación:

  1. ¿Qué has hecho durante el recreo?
  2. Es mejor ser concretos en un tiempo determinado del día a la hora de preguntarles cómo les ha ido y el recreo es ese espacio en el que desarrollan su comunicación social. Si les preguntamos simplemente cómo les ha ido el día no pondrán el foco sobre ningún tema en concreto, harán un repaso general de su día y recibiremos un frustrante “Bien” y nada más. Es importante que sientan que realmente nos preocupamos por su día a día y si podemos ser más concretos en algún tema que sabemos que les preocupa, mejor.

    Por ejemplo, temas como el acoso escolar están presentes en su día a día: por ello te recomendamos estos artículos sobre cómo prevenir la violencia y el acoso escolar y su versión digital: el ciberacoso.

  3. ¿Qué opinas sobre este tema?
  4. Nuestros hijos reciben información continuamente sobre temas de actualidad como las redes sociales, o particulares de su entorno como las relaciones de otros compañeros de clase con sus familias, la pérdida de un ser querido, etc. Es clave detectar si hay una cuestión que les preocupa e intentar aclarar las dudas que tengan, incluso si no lo han trasladado abiertamente, para entender qué es aquello que ocupa sus pensamientos.

    Tal vez te interese este vídeo de la psicóloga Victoria Meléndez sobre cómo hablar con adolescentes sobre salud

  5. ¿Qué crees que puedes conseguir este año?
  6. Tener metas nos motiva y conseguirlas nos aporta gran satisfacción. Hablar con los hijos sobre sus inquietudes les ayudará a plantearse nuevos retos e incluso a pedirnos consejo sobre aquello que realmente desean o les interesaría conseguir por ellos mismos, reforzando así el espacio de confianza que intentamos generar en familia. De la misma manera, podemos sincerarnos con ellos sobre aquello que nosotros mismos queremos conseguir, sus perspectivas pueden ser diferentes a las nuestras y nos ayudará a plantearnos opciones que no habíamos visualizado.

  7. ¿Cómo habrías actuado tú en mi lugar?
  8. Es habitual que no compartamos la misma visión sobre una situación concreta o un problema planteado en nuestro entorno, sobre todo cuando los hijos son adolescentes. Intentar conversar con los hijos sobre estos temas, nos ayudará a nosotros y a ellos a intentar ver con otros ojos lo sucedido. Se trata de ganar tolerancia y abrir la mente frente a otras posiciones. De esta manera explicamos nuestro razonamiento e incentivamos que ellos mismos desarrollen la defensa de su criterio respetando y entendiendo al interlocutor. Si se muestran reticentes a hablar, podemos empezar poniendo nosotros algún ejemplo de nuestra vida cotidiana.

  9. ¿Cuál es tu libro favorito?¿Qué película te ha marcado?
  10. Según la edad de nuestros hijos, deberemos moderar la manera de dirigirnos a ellos. Cuando son pequeños podemos entender y valorar su desarrollo cognitivo a través de preguntas sencillas para nosotros como ¿Quién es tu mejor amigo?¿Qué animal te gusta más? seguido de un ¿por qué razón?, pero que pueden resultar algo complejas para ellos porque les estamos invitando a razonar su criterio. Cuando los hijos son más mayores, profundizar con preguntas como ¿Qué asignatura crees que te ha marcado más este año?¿Con qué libro te has evadido más? son claves para ayudarnos a conocerlos mejor. Además, a todos nos gusta hablar de nuestros gustos e intereses y es una buena manera de iniciar una conversación.

  11. Si pudieses cambiar algo en tu vida ¿qué sería?
  12. Como padres, queremos lo mejor para nuestros hijos, por ello debemos ser muy sensibles a las necesidades reales de los hijos. La mejor manera de saber si algo falla en su vida es preguntarles directamente qué es aquello que les gustaría cambiar o que fuese de otra manera. A través de este conocimiento, seremos más conscientes de cuáles son sus preocupaciones, sus preferencias y de aquello que les ha afectado.

  13. ¿Sientes que has ayudado a alguien en los últimos meses?
  14. Si queremos saber si entre las cualidades desarrolladas por nuestros hijos se encuentran la generosidad por los demás y el altruismo, primero deberemos practicar con el ejemplo y segundo interesarnos a través de este tipo de preguntas y cómo se han sentido al hacerlo, de esta manera sabremos también qué significado le dan a estos conceptos.

En definitiva la mejor herramienta para mejorar la comunicación es hablar con ellos y practicar una escucha activa de sus necesidades, abriendo un espacio de confianza en el que puedan sentirse apoyados pero también en el que les hagamos sentir como iguales, mostrándoles nuestras inquietudes y visiones de la vida.

Publicado en Meridiano Seguros

Noticias relacionadas

10 consejos esenciales para realizar compras seguras por internet

Año tras año, viene creciendo el uso de internet para realizar nuestras compras. Este movimiento es especialmente significativo en periodos de mayor consumo, como la Navidad, o para aprovechar otros eventos señalados, como las campañas promocionales de “Black Friday” y “Cibermonday”.

El síntoma es el dolor de espalda, ¿sabes cuáles son las causas?

La espalda es la parte más castigada del cuerpo en nuestro día a día. Cuando el dolor de espalda se convierte en parte de nuestra vida, cabe la posibilidad de que derive en un dolor crónico que podría afectar incluso a nuestro sistema inmunológico.

La importancia de lavarse las manos y cómo hacerlo mejor

Un gesto tan sencillo y habitual como lavarnos las manos con agua y jabón nos previene de múltiples enfermedades ya que las manos son una de las vías principales de transmisión de gérmenes. ¿Has contado las veces que te tocas la cara a lo largo del día? Se trata de un acto reflejo del que ni nos damos cuenta, pero lo hacemos decenas de veces durante el día y esto puede hacer que los microbios que se encuentran en nuestras manos, pasen al organismo a través de la boca, nariz u ojos, provocando todo tipo de infecciones.

Patios inclusivos también en tiempos de Covid

El tiempo del recreo, más allá de un paréntesis entre clases, es un espacio de juego y socialización que hay que tener en cuenta también como parte del desarrollo en la infancia, donde la totalidad del alumnado, independientemente de su condición, tiene derecho a disfrutarlo por igual. A partir de esta premisa nace el concepto de patios inclusivos o patios dinámicos, que pueden verse afectados también por las limitaciones provocadas por la COVID-19 y que suponen un nuevo reto a la hora de abordar las horas de ocio en los colegios e institutos para este curso 2020-2021.