900 408 200 | 965 021 512

Atención 24 h.

Cerrar

Buscar en Meridiano

Empieza a escribir aquí..

7 cosas que debes saber antes de contratar un seguro de decesos

Disponer de un seguro de decesos nos permite estar cubiertos ante imprevistos y acompañados ante situaciones complejas.

Tendemos a pensar que la existencia no tiene fin, sobre todo cuando somos jóvenes. También solemos evitar pensamientos que nos resultan dolorosos. Y es que la pérdida de un ser querido conlleva un proceso complejo de gran carga emocional. Contratar un seguro de decesos evita que nosotros o nuestra familia tengamos que hacer frente a gastos imprevistos o trámites complejos en esas circunstancias. Y es que un seguro de este tipo tiene, entre sus funciones, aportar tranquilidad en esas circunstancias.

Si estás pensando en prevenir, compartimos contigo 7 cosas que debes saber antes de contratar un seguro de Decesos

¿Es obligatorio contratar un seguro de decesos?

Según el informe estadístico de ICEA 2017, más de 21 millones de personas en España cuentan con un seguro de decesos y la edad media de contratación es de 30 años.

Pese a que la contratación de un seguro de decesos es una opción voluntaria, se trata de una decisión aceptada socialmente. Esto se debe, en gran parte, al gasto tan elevado que supone para el bolsillo no estar cubierto por un seguro de decesos que se haga cargo de todo.

A la hora de buscar un seguro de estas características, puedes encontrar una gran cantidad de información, pero es importante seguir algunos consejos:

  1. Apostar por una compañía solvente.
  2. Elegir una compañía especializada es fundamental si, además, ha demostrado su solvencia y es reconocida en el sector. Estos aspectos te darán tranquilidad y seguridad a la hora de contratar tu seguro de decesos.

  3. Garantía de un servicio funerario completo y control de todo el proceso.
  4. Se deben valorar positivamente aquellas opciones en las que la relación de la aseguradora con el resto de agentes implicados, como el centro donde se realiza todo el servicio funerario, es directa. Las gestiones relacionadas con los trámites de defunción y la planificación y organización del funeral a tu elección, se cuidarán hasta el mínimo detalle.

  5. Asesoramiento y apoyo en todos los trámites que el fallecimiento conlleva.
  6. Es importante decidirse por una compañía gestionada por profesionales. Personas que hablen con claridad y sencillez de lo que has contratado, que se preocupen por tus dudas y te ofrezcan lo que realmente necesitas. De esta manera, tendrás la tranquilidad de contar con un nivel de información y saber hacer que se trasladarán al momento en el que más lo necesitéis tú y tu familia.

    Si quieres conocer los pasos a dar en caso de fallecimiento, Meridiano Seguros dispone de una guía de ayuda:  Qué hacer si fallece un asegurado: todos los pasos.

  7. Asistencia en viaje y traslado.
  8. Antes de contratar un seguro de decesos, asegúrate que incluye traslados y cobertura de gastos ante enfermedad, accidente o fallecimiento en cualquier parte del mundo. Este tipo de cobertura en tu póliza te puede ahorrar muchas gestiones y quebraderos de cabeza en trámites que desconoces o no controlas.

  9. Recursos de apoyo al duelo.
  10. Poder contar con un equipo de expertos en el apoyo a la pérdida forma parte de un servicio funerario completo. Sobreponerse a la pérdida de un ser querido puede resultar difícil, por lo que facilitar el acceso a herramientas y recursos de acompañamiento en el proceso de duelo es de gran ayuda en una situación de alta complejidad emocional.

  11. Servicios adicionales como coberturas médicas.
  12. ¿Estás dispuesto a tener más? Comprueba que la compañía con la que contratas tu seguro de decesos ofrece servicios adicionales en tu póliza como coberturas sanitarias. Este tipo de coberturas pueden incluir atención por especialistas médicos, indemnizaciones diarias por hospitalización o, incluso, segunda opinión médica a nivel internacional.

    Descubre por qué Meridiano Seguros ofrece más que un seguro de decesos.

  13. Gestiones legales y tributarias tras el fallecimiento.
  14. Los trámites legales que se deben llevar a cabo tras un fallecimiento pueden resultar complejos para quién no está familiarizado con estos temas. La asistencia legal de la compañía aseguradora implica la solicitud de documentación necesaria y obligatoria, así como otras gestiones tributarias específicas tras la defunción.

    En nuestro blog, encuentras información sobre otros trámites a realizar tras un fallecimiento como el cambio de titular de los suministros.

Puedes resolver todas tus dudas acerca de la contratación de un seguro de decesos aquí.

Un funeral puede ser un gasto muy importante que llega de forma imprevista, además implica una serie de decisiones y gestiones en un momento muy difícil para la familia, así que al contratar un seguro de decesos se evita a la familia todas las preocupaciones de planificación y gestión ya que la compañía aseguradora se hace cargo de todo.

Algunos seguros de decesos como el Seguro de Decesos y Protección Familiar de Meridiano, incluyen una serie de garantías adicionales que permiten disfrutar de servicios desde el momento de la contratación como asistencia sanitaria y jurídica gratuita, así como seguro de viajes y accidentes.


Publicado en Meridiano Seguros

Noticias relacionadas

Cómo hablar de salud con adolescentes

Abordar el tema de la salud con los más jóvenes puede ser una fuente de inquietud en los adultos, sobre todo para padres y madres.

¿Cómo nos condiciona nuestra educación?

El tipo de crianza deja una especial marca en el cerebro.

Propietario o inquilino: ¿quién paga el seguro de hogar?

Si queremos evitar más de un imprevisto en nuestro hogar, siempre es una buena idea cubrirnos con una póliza que nos de seguridad y tranquilidad.

La importancia de una vida activa en familia

Como padres y madres, no debemos perder de vista que somos modelos de imitación para los más pequeños: debemos ser un ejemplo a la hora de cuidar nuestra alimentación y nuestros hábitos y mantener un estilo de vida activo en el que no falte la actividad física diaria.