900 408 200 | 965 021 512

Atención 24 h.

Cerrar

Buscar en Meridiano

Empieza a escribir aquí..

Patios inclusivos también en tiempos de Covid

El tiempo del recreo, más allá de un paréntesis entre clases, es un espacio de juego y socialización que hay que tener en cuenta también como parte del desarrollo en la infancia, donde la totalidad del alumnado, independientemente de su condición, tiene derecho a disfrutarlo por igual. A partir de esta premisa nace el concepto de patios inclusivos o patios dinámicos, que pueden verse afectados también por las limitaciones provocadas por la COVID-19 y que suponen un nuevo reto a la hora de abordar las horas de ocio en los colegios e institutos para este curso 2020-2021.

¿Qué son los patios inclusivos?

El concepto de patio inclusivo hace referencia a la creación de espacios y momentos de juego durante el tiempo del recreo en el que todos los niños y niñas del centro escolar puedan realizar actividades lúdicas de su interés.

La creación de un patio inclusivo está muy ligada al modelo de “Patios y Parques Dinámicos” propuesto por Gey Lagar, que surge de la importancia de no dejar que ningún niño o niña esté solo en el patio por no encontrar su sitio, y que propone la creación de actividades mediadas en los que la inclusión se produzca a través del juego durante la hora del recreo.

Las razones por las que un/a alumno/a puede no disfrutar de estos momentos de esparcimiento pueden ser varias. Bien porque se trate de alumnado que necesite pautas adicionales para integrarse en determinados grupos o juegos, como personas con trastornos del espectro autista, del lenguaje, hiperactividad, etc… o bien por cualquier otra circunstancia que les limite en la socialización y relación con sus compañeros/as y el entorno.

Con un patio inclusivo no solo se evita la exclusión debido a razones de diversidad, también sirve para reducir posibles conflictos e incluso prevenir situaciones de acoso escolar gracias a la mejora de la convivencia en el alumnado.

La importancia del juego en el desarrollo infantil

El juego es un elemento fundamental en la etapa de desarrollo de la infancia y, ante todo, un derecho. Durante el periodo que el alumnado pasa en el centro escolar, el mayor tiempo dedicado al juego es durante el recreo, en el que se produce la convivencia entre compañeros/as y se establecen interacciones sociales fuera de las aulas. Durante el juego se aprende a respetar las normas, se desarrolla la creatividad, se canalizan emociones, se interpreta la realidad y se potencia la imaginación entre otros muchos beneficios.

El hecho de que alguna persona se encuentre aislada en el recreo, le excluye de todos estos beneficios que aporta el juego, tan importantes de cara a formarse como persona y forjar sus relaciones en el futuro. Asimismo, con las restricciones actuales en cuanto a distancia entre personas y limitación de socialización a un grupo determinado, ciertos juegos deben reinventarse para adaptarse a la nueva situación.

¿Cómo crear un patio inclusivo?

La creación de este tipo de recreos activos parte de la observación de las necesidades de cada centro. Se trata de identificar al alumnado que necesita ayuda para disfrutar el tiempo que dura el patio y a partir de ahí, crear juegos dirigidos en los que esas personas se puedan involucrar, desarrollando instrucciones adaptadas, en caso de que lo necesiten. Es decir, ayudándose de pictogramas o elementos visuales, además de elegir a otros alumnos/as asignados/as que puedan servirles de como apoyo adicional.

Los juegos se realizan para que todo el alumnado participe, especialmente las personas con más dificultades para relacionarse, siempre de manera libre, aunque procurando que exista motivación suficiente para ello.

La creación de un patio inclusivo requiere que la comunidad educativa se involucre en la estrategia, creando grupos de trabajo encargados de idear los juegos y llevarlos a la práctica al menos un día a la semana.

Red de patios inclusivos y sostenibles: reformulando los espacios de juego

Además de las estrategias de juegos grupales dirigidos, han surgido ciertas iniciativas en las que se parte de la restructuración del entorno del patio y el uso que se realiza del mismo. En muchos centros, se ha observado que las instalaciones están creadas en torno a canchas deportivas, de manera que, durante los recreos, los niños y niñas que no juegan al fútbol o al baloncesto se ven relegados a ocupar una parte mínima del patio, fomentando así un sesgo.

Es por ello que en algunos centros se han creado días de recreo sin esas actividades deportivas así como proyectos en los que los patios se han llenado de color, con juegos pintados en el suelo, espacios de sombraje con la opción de leer libros, rocódromos u otros elementos de escalada, de manera que se amplían las posibilidades del uso de las instalaciones, tanto en vertical como en horizontal, partiendo siempre de las necesidades y posibilidades de cada colegio y de las motivaciones del propio alumnado. Algunos de estos proyectos se pueden ver en la red de patios inclusivos y sostenibles.

¿Cómo conseguir patios inclusivos seguros en época de Covid?

Debido al cambio de reglas del juego en este curso 2020-2021, la reformulación de los recreos bajo esta filosofía de inclusión y dinamismo debe adaptarse a la nueva realidad. La necesidad de crear turnos en las horas de patio y los grupos burbuja en los que quizá el profesorado especialista en educación física o psicomotricidad no pueda acceder a todas las aulas, lleva a la comunidad educativa a buscar soluciones creativas para que no se pierdan los beneficios del juego y la socialización, tan importantes durante las etapas escolares. Por ello, la propuesta de juegos y actividades debe cumplir con todas las medidas de protección y seguridad para evitar contagios, siguiendo las pautas básicas de:

  • Evitar el contacto. Deben ser juegos que, si bien se realicen de manera colectiva, se evite el contacto directo entre el alumnado. Asimismo se deben crear alternativas a los saludos o las celebraciones que ayuden a canalizar las emociones y la necesidad de compartirlas: con saltos, choque de pies, mini coreografías en espejo guardando la distancia, etc.
  • Evitar el uso de material compartido, animando al alumnado a traerlo de casa o creando packs de uso individual, o minimizando los riesgos, con elementos de fácil limpieza.

Existen infinidad de juegos de patio y tradicionales que, directamente o en su versión adaptada, se pueden promover. Desde la rayuela, el futbolín humano, las carreras de chapas, el veo veo, color color, la creación de circuitos, coreografías o juegos con canciones como el de las estatuas, …

Estas son solo algunas ideas que pueden ponerse en marcha y hacer de los momentos de ocio unos espacios participativos, que con organización y una estructuración adecuada, la supervisión del equipo docente y siempre partiendo del alumnado, pueden contribuir a aprovechar los tiempos del recreo, fomentando la inclusión, el juego libre y las relaciones entre iguales tan importantes en las etapas educativas.

Para más información, puedes ver el vídeo creado por Patios y Parques dinámicos de Gey Lagar sobre Estrategias de organización y Juego Inclusivo con seguridad.

Publicado en Meridiano Seguros

Noticias relacionadas

La importancia de lavarse las manos y cómo hacerlo mejor

Un gesto tan sencillo y habitual como lavarnos las manos con agua y jabón nos previene de múltiples enfermedades ya que las manos son una de las vías principales de transmisión de gérmenes. ¿Has contado las veces que te tocas la cara a lo largo del día? Se trata de un acto reflejo del que ni nos damos cuenta, pero lo hacemos decenas de veces durante el día y esto puede hacer que los microbios que se encuentran en nuestras manos, pasen al organismo a través de la boca, nariz u ojos, provocando todo tipo de infecciones.

Vuelta al trabajo sin estrés

Ante la inminente vuelta al trabajo tras el final de las vacaciones, aquellos que no se sienten seguros o felices en su entorno laboral, experimentan los primeros síntomas del estrés. Este tipo de estrés es diferente al habitual dentro del día a día de nuestro trabajo en el que nos encontramos con cierto nivel de exigencia tanto a nivel físico como psíquico.

¿Cómo será la vuelta al cole en septiembre? Grupos burbuja y otras medidas anti-Covid

La incertidumbre ante la evolución de la pandemia y el hecho de encontrarnos en periodo vacacional, hacen que exista aún cierta incógnita sobre la vuelta al cole en septiembre para el próximo curso 2020-2021.

Ciberbullying: la versión digital del acoso escolar

El bullying en edades tempranas sigue siendo un problema real. Aunque es cierto que el tiempo de confinamiento por la pandemia del coronavirus ha sido un alivio para muchos niños y jóvenes porque no han tenido que soportar el tormento de este tipo de abuso en su centro educativo, el aumento del tiempo de exposición a las pantallas de móviles y tabletas y el uso de las redes sociales, ha fomentado la aparición de la versión virtual de este tipo de acoso: el ciberacoso.