900 408 200 | 965 021 512

Atención 24 h.

Cerrar

Buscar en Meridiano

Empieza a escribir aquí..

Cómo protegernos ante los imprevistos del verano

En los seguros cotidianos podemos beneficiarnos de amplias coberturas que cubren imprevistos en el hogar, a nivel nacional e incluso en el extranjero.Meridiano ofrece seguros adaptados a todas las necesidades de la familia y el hogar.

El esperado verano ya está aquí, con sus altas temperaturas, días soleados y tiempo libre para disfrutar al máximo con los amigos o la familia. Es tiempo de descanso y desconexión de la rutina. No obstante, es importante tener en cuenta una serie de recomendaciones durante las vacaciones para evitar posibles robos en la vivienda o imprevistos en el extranjero.

Según datos de UNESPA en su informe Los robos en los hogares en España (2015) el verano, y especialmente agosto, es una de las épocas en las que el riesgo de sufrir un robo en el hogar es mayor.Además, tal y como indica Carlos Álvarez, Director de Operaciones de Meridiano “también es una de las temporada en la que hacemos más desplazamientos por un periodo más prolongado de tiempo, por lo que es habitual que surjan imprevistos o alguna visita al hospital”.

Por ello, es importante antes de las vacaciones saber qué cubre y qué no nuestro seguro, con el objetivo de no tener imprevistos que nos amarguen las vacaciones. En los seguros cotidianos podemos beneficiarnos de amplias coberturas que cubren imprevistos tanto a nivel nacional como en el extranjero:

  • En el hogar. Aunque no estemos en nuestro lugar de residencia habitual, nuestro seguro de hogar cubre posibles atracos en la calle, así como las molestias y gastos ocasionados por el extravío de llaves, tarjetas de crédito y documentación, como DNI o pasaporte.
  • En el lugar de vacaciones. Muchas veces las prisas hacen que nos olvidemos de las cosas más importantes como los medicamentos, las llaves de la casa de la playa u otros objetos de valor. Un simple gesto como que nuestro seguro nos envíe estos objetos a nuestro lugar de veraneo, mejorará considerablemente nuestras vacaciones.
  • En caso de accidente. Si tenemos alguna consulta médica y estamos lejos de algún centro médico, se puede consultar a un especialista a través de atención sanitaria y orientación médica online o telefónica, disponible durante las 24 horas, los 365 días.
  • En el extranjero. En caso de sufrir un accidente fuera de España, el seguro cubre el desplazamiento de un familiar junto al asegurado en el hospital del extranjero.

Todas estas coberturas están incluidas en los seguros de Meridiano: Protección Familiar, un seguro completo y adaptado a todas las necesidades de la familia en caso de imprevisto o accidente, en el día a día, así como durante nuestras vacaciones, y Meridiano Protección Hogar Plus, el seguro de hogar que ofrece la protección y asistencia necesaria ante grandes siniestros como incendios, o bien protección por daños por agua, rotura cristales, por la responsabilidad civil o incluso cobertura por robo, además de otros contratiempos fuera del hogar.

Publicado en Seguros Meridiano

Noticias relacionadas

Consejos para la vuelta a la rutina laboral y escolar

Septiembre suele ser el mes de la vuelta a la rutina, aunque hayamos estado trabajando durante el mes de agosto, vuelven las clases, vuelve el tiempo de otoño y en general las vacaciones se acaban para todos.

Seguridad infantil: ¿cómo evitar los ahogamientos y lesiones en el agua?

En esta infografía encontrarás todos los consejos para prevenir este tipo de accidentes y fomentar un entorno más seguro.

Cómo proteger a los niños de los efectos nocivos del abuso de la tecnología

El uso excesivo de los medios digitales está asociado a efectos nocivos como la obesidad, afecta a la calidad del sueño, puede generar problemas de atención, limitar la creatividad y generar adicción dado el menor nivel madurativo en los/as niños/as.

Marc y Diana, seguros en vacaciones, la guía didáctica dirigida a padres y niños para prevenir incidentes en verano

Durante el verano los accidentes infantiles aumentan hasta en un 25% y suponen la primera causa de mortalidad infantil en los niños de entre 1 y 14 años. Una de las formas de prevenir los percances es enseñar a los más pequeños a evitarlos por sí mismos