900 408 200 | 965 021 512

Atención 24 h.

Cerrar

Buscar en Meridiano

Empieza a escribir aquí..

Cómo promover un uso saludable de la tecnología en los menores

Es habitual centrar el foco en la importancia de protegernos de los distintos peligros que tienen Internet y las nuevas tecnologías. Pero también es cierto que existen muchos beneficios, tanto a nivel social como educativo para los más jóvenes que debemos aprovechar haciendo un uso responsable y saludable de estas herramientas.

En la nueva guía práctica para madres, padres y tutores elaborada por Meridiano Seguros junto al equipo de Inteligencia Activa, “Mamá, papá, ¿puedo usar el móvil?, ¿puedo conectarme a Internet?”, presentamos los peligros de la tecnología y, aunque existen, creemos que es fundamental incidir también en el peso que tienen los beneficios del uso de estas herramientas sobre los riesgos.

Es clave entender que la tecnología ya es parte integrante de nuestras vidas, y saber evaluar sus ventajas e inconvenientes, nos ayudará a proponer un uso más adecuado de la misma. Es por ello que debemos llegar a una nueva visión de Internet, entenderlo como un espacio útil para actividades de aprendizaje, siempre y cuando se descubra el lado formativo de manera adecuada y supervisada.

Pasos previos para promover un uso saludable de la tecnología en los menores

El primer paso a la hora de otorgar un propósito educativo a estas nuevas herramientas es la planificación. Esta preparación se inicia indicando qué tipo de dispositivo va a necesitar el menor y qué uso va a hacer del mismo.

El siguiente paso que, además deberá trabajarse en paralelo durante todo el proceso de aprendizaje de los más jóvenes, es fomentar la curiosidad y la proactividad más allá de la pantalla, así como permitir cierta autonomía de los menores para que aprendan a relacionarse con el entorno digital buscando información y no sólo como herramienta de ocio.

Un paso fundamental y que también debemos poner en práctica durante todo el proceso es el acompañamiento. Este punto es clave tanto para ayudarles a seleccionar el contenido deseado, como para enseñarles a ser críticos con aquello que ven, contrastando la información a la que acceden.

Beneficios de un uso saludable de la tecnología en los más pequeños

Los beneficios de un uso saludable de la tecnología en los menores que se han descrito hasta el momento son:

  • el propósito educativo de las nuevas herramientas
  • reforzar el interés por la investigación y el aprendizaje
  • fomentar la capacidad de utilizar el pensamiento crítico a la hora de valorar la información que reciben.

Pero además, el uso de Internet y las nuevas tecnologías también ofrece a las familias otras oportunidades si las empleamos como:

  1. Herramientas de comunicación.
  2. Nuevas formas de ocio.
  3. Instrumentos de desarrollo social.

La tecnología como herramienta de comunicación.

Internet y los dispositivos móviles se han convertido en la nueva forma de comunicarnos y compartir contenido. La pandemia ha potenciado esta faceta, permitiéndonos mantener el contacto con nuestros seres queridos. Además, el uso de esta tecnología promueve la cooperación entre compañeros y la construcción de relaciones personales más allá del plano físico. La sociedad ha encontrado en el empleo de estas herramientas, una vía imprescindible para el desarrollo de la comunidad.

Nacen nuevas formas de ocio.

El contenido que se consume a través de las plataformas digitales, así como los videojuegos, han introducido un mundo nuevo lleno de posibilidades de ocio.

En este sentido, conviene remarcar el valor para el desarrollo personal o emocional que estas actividades pueden tener para los menores, desde el planteamiento y la resolución de situaciones virtuales que les ayuden a desarrollar su capacidad de respuesta en la vida real, a todo tipo de aprendizajes y desarrollos cognitivos y creativos. Siempre poniendo especial atención en adaptar el contenido a la edad y capacidad intelectual del menor, así como la imprescindible acción mediadora de un adulto que les ayude a seleccionar contenidos que promuevan un uso saludable de la tecnología.

Utilizar la tecnología como instrumento de desarrollo social.

La red nos ofrece la posibilidad de acceder a distintos puntos de vista, también contrarios a los nuestros o a los que conocemos en nuestro entorno más cercano. Esto nos permite, tanto a menores como adultos, desarrollar el pensamiento crítico, y nuestro sentido de pertenencia, participando y promoviendo movimientos de cambio a nivel global, siendo parte activa de una comunidad que tiene su sede en todo el mundo.

Recuerda que puedes descargar la nueva guía práctica de tecnología para madres y padres de forma gratuita aquí. En ella encontrarás contenido de gran valor que te ayudará a ser parte activa del aprendizaje digital de tus hijos.

Publicado en Meridiano Seguros

Noticias relacionadas

¿Qué cubre un seguro de hogar básico para una segunda residencia?

Cuando inviertes una cantidad importante de dinero en adquirir una segunda residencia, sabes que es primordial protegerla, por ello contratar un seguro de hogar es todo un acierto. Si estás valorando las opciones que te ofrece el mercado de los seguros, te interesa saber qué coberturas tiene un seguro de hogar básico para una vivienda.

¿Cómo puedo mejorar mi autoestima?

Quizá has escuchado en innumerables ocasiones la importancia de mejorar la autoestima para poder afrontar las situaciones que se nos presentan cada día con valor y, sobre todo, respaldados por la confianza en uno mismo. Por ello, es esencial aprender a tratarnos adecuadamente y mejorar la calidad del amor propio, pero ¿cómo hacerlo?.

Cómo hacer más seguros los dispositivos que usan los menores

El acompañamiento,  la empatía y el respeto son fundamentales a la hora de prevenir riesgos en el uso de la tecnología por parte de los menores. Pero existen otras herramientas que nos pueden ayudar a hacer más seguros los dispositivos, evitar la exposición a ciertos contenidos o limitar el tiempo de uso.

Qué hacer cuando fallece un familiar: te acompañamos en cada paso.

El fallecimiento de un ser querido es una etapa difícil. Si además tenemos que aparcar nuestras emociones para atender la organización del funeral, podemos llegar a sentir que la situación nos desborda.