900 408 200 | 965 021 512

Atención 24 h.

Cerrar

Buscar en Meridiano

Empieza a escribir aquí..

Bulos y falsas creencias sobre la COVID

Con la llegada del verano y la desescalada, debemos prestar especial atención a la información que circula a través de las redes sociales, porque a la lógica preocupación y a la rápida difusión, se puede unir una falta de contraste que puede propiciar la difusión de bulos, perjudicando seriamente la salud en algunos casos.

Bulos que encontramos en Internet y redes sociales

1. Beber alcohol protege de la COVID-19.

Falso. Se ha constatado que el alcohol no protege frente al virus, además su consumo frecuente o excesivo aumenta el riesgo de sufrir problemas de salud, sobre todo hepáticos y cardíacos.

2. Se puede matar el virus con un secador de manos.

El secador de manos no evita el contagio. Para protegerse, el Ministerio de Sanidad recomienda lavarse las manos constantemente con gel hidroalcohólico o agua y jabón, y secarlas preferentemente con toallitas de papel desechables.

3. Si contengo la respiración más de 10 segundos sin toser o sentir molestias, estoy sano.

Los síntomas más comunes de la COVID-19 son tos seca, cansancio y fiebre. Los casos más graves pueden desarrollar neumonía, pero en ningún caso esta prueba nos dará una respuesta sobre si estamos contagiados o no. El correcto diagnóstico solo podremos saberlo con una prueba de laboratorio.

4. Si rocío mi cuerpo con alcohol o cloro, mato el virus.

Además de falsa, esta medida es extrema y peligrosa. Tanto el alcohol como el cloro pueden servir para desinfectar las superficies, pero si se pulverizan sobre el cuerpo pueden dañar las mucosas, provocando quemaduras, úlceras, reacciones alérgicas o eritemas.

5. Los fumadores que se contagian tienen un diagnóstico menos grave que los no fumadores.

Las investigaciones demuestran que hay una peor evolución en pacientes que consumen tabaco. Fumar conlleva un aumento del riesgo en un 133% de desarrollar síntomas graves.

6. Tomar antibióticos previene y trata la COVID-19.

Los antibióticos se usan contra las bacterias. La COVID es un virus, por lo que, a menos que hayan sido recetados por un médico, no deben usarse antibióticos para tratar sus síntomas, ya que además de no hacer efecto, su mal uso puede empeorar el estado de salud de la persona.

Si un infectado por el virus es hospitalizado, puede que durante la estancia sea tratado con antibióticos para prevenir una infección bacteriana.

Afirmaciones con las que tener cuidado

1. El frío mata el virus.

Las pruebas científicas obtenidas hasta ahora indican que la enfermedad puede transmitirse en cualquier zona, por lo que las condiciones meteorológicas no son un condicionante. Una correcta higiene y seguir las medidas de prevención estipuladas por las autoridades sanitarias son la mejor baza contra la COVID.

2. En las zonas cálidas hay menos casos.

La temperatura normal del cuerpo humano se mantiene en torno a 36,5° y 37°, por lo que no hay razón para creer que el calor pueda matar el nuevo coronavirus.

3. Los sprays nasales y soluciones salinas previenen el coronavirus.

Aunque enjuagarse la nariz con solución salina acelere la recuperación después de un resfriado común, no hay pruebas que indiquen que esta práctica proteja contra infecciones respiratorias o la COVID-19.

4. Comer ajo previene que te infectes.

El ajo es un alimento saludable que tiene algunas propiedades antimicrobianas o antibióticas. Sin embargo, no se ha demostrado que sus beneficios al ingerirlo nos protejan de forma alguna frente al virus.

5. Los mosquitos transmiten la enfermedad.

Este virus respiratorio se propaga principalmente por contacto con una persona infectada a través de las gotículas respiratorias generadas, por ejemplo, al toser o estornudar. Hasta la fecha no hay información ni pruebas de que pueda transmitirse por medio de mosquitos.

6. Puedo desinfectar mis manos con lámparas ultravioleta.

No deben usarse estos aparatos como método de desinfección de nuestras manos u otras partes del cuerpo, ya que la radiación ultravioleta puede causar eritemas en la piel.

7. Las vacunas contra la neumonía protegen contra el virus.

No. Las vacunas contra la neumonía, como la neumocócica y la vacuna contra Haemophilus influenzae de tipo B (Hib), no protegen contra el nuevo coronavirus.

Aunque las vacunas contra la neumonía no son eficaces contra el 2019‑nCoV, es muy conveniente vacunarse contra las enfermedades respiratorias para mantener una buena salud.

8. La enfermedad afecta solo a las personas mayores.

Aunque las personas mayores o con enfermedades previas -pulmonares, cardiopatía, diabetes o que están inmunodeprimidas- tienen más posibilidades de tener síntomas graves cuando adquieren la infección, el virus puede infectar a personas de todas las edades y condiciones físicas.

La OMS aconseja tomar medidas para protegerse del virus, mediante barreras como una buena higiene de manos y el uso de mascarillas.

Para evitar que se difunda toda esta información falsa, es importante acudir siempre a los datos que ofrecen organismos oficiales. Además, tanto en las redes sociales como en los portales informativos del Ministerio de Sanidad y de las Comunidades Autónomas, se emiten comunicados sobre medidas de prevención o estrategias adoptadas por cada región.

Si quieres permanecer informado y contrastar la información que puedas ver en redes sociales y medios, puedes hacerlo en páginas oficiales como la de la Organización Mundial de la Salud o la habilitada por el Ministerio de Sanidad.

Recuerda que actualmente es obligatorio el uso de mascarillas. La mejor baza para evitar el contagio es seguir las medidas de prevención, así como una correcta y continua higiene de manos.

Publicado en Meridiano Seguros

Noticias relacionadas

Guía nueva normalidad: Reinventando lo cotidiano

Las circunstancias vividas estos últimos meses (y por supuesto también las actuales) han sido insólitas para todos nosotros.

Vacaciones y Nueva Normalidad

Durante el confinamiento, hemos planificado con ilusión la próxima salida en familia: las vacaciones de verano. Pero ahora que lo tenemos tan cerca, se plantean nuevas dudas: ¿cómo serán las vacaciones en la “Nueva Normalidad”?

Los beneficios cognitivos del ejercicio son hereditarios

El ejercicio físico contribuye a mantener una buena salud: previene enfermedades neurodegenerativas y estimula la creación de nuevas conexiones cerebrales entre neuronas. Pero ¿sabías que los beneficios cognitivos se heredan?

Volvemos a vernos

Reabrimos nuestras oficinas a partir del 1 de julio para atender de forma presencial.