900 408 200 | 965 021 512

24h customer service

Close

Search in Meridiano

Start writing here ..

Los 10 síntomas para detectar si un/a niño/a sufre bullying

Si la presunta víctima presenta 3 o más síntomas de los 10 indicados a continuación, podría estar sometido a bullying:

  1. Si un estudiante siente vergüenza, miedo o temor a represalias en el colegio.
  2. Si sufre dolores somáticos con regularidad como: dolores de cabeza, estómago, vómitos, diarreas, mareos, entre otros síntomas.
  3. Si tiene cambios repentinos e inexplicables de estado de ánimo como: irritabilidad, tristeza, soledad, depresión, aislamiento personal o inapetencia.
  4. Si presenta golpes, hematomas o rasguños y dice que tiene frecuentes caídas o accidentes.
  5. Si no quiere relacionarse con los demás, no va al recreo, no va a excursiones, ni a visitas, entre otras cosas.
  6. Si extravía, se le deterioran o pierde sus pertenencias escolares frecuentemente (ropa rota, pierde libros, mochila o estuche de lápices, etc.).
  7. Si su nombre aparece frecuentemente en baños y paredes de la escuela o instituto.
  8. Si los y las compañeros/as se ríen de él o ella o abuchean frecuente y repetidamente.
  9. Si muestra alguna diferencia física: peso, talla, gafas, etc. o psíquica: asperger, autismo, déficit de atención, superdotación, etc.
  10. Si tiene variaciones en el rendimiento escolar, pierde la concentración y el interés en el estudio y aumenta el fracaso escolar.

Descarga la infografía sobre detección del bullying

Descarga la guía para prevenir, detectar y erradicar el bullying

Published in Meridiano Seguros

Related news

Los beneficios cognitivos del ejercicio son hereditarios

El ejercicio físico contribuye a mantener una buena salud: previene enfermedades neurodegenerativas y estimula la creación de nuevas conexiones cerebrales entre neuronas. Pero ¿sabías que los beneficios cognitivos se heredan?

Volvemos a vernos

Reabrimos nuestras oficinas a partir del 1 de julio para atender de forma presencial.

Por qué los niños deben ayudar en las tareas domésticas

Cuando los hijos son pequeños, su cuidado y atención es una tarea constante en la vida de sus padres. Desde vestirlos por la mañana hasta ducharlos por la tarde y acostarlos por la noche, hay un sinfín de actividades diarias, tanto personales como domésticas, en las que poco a poco, debemos introducirlos para que sean conscientes de que las tareas del hogar son un trabajo de todos.